El alcohol y las bebidas industriales no son recomendables para la salud de nuestros huesos y músculos