La osteoporosis reduce la calidad y la cantidad del hueso, y su principal consecuencia son las fracturas vertebrales, de muñeca o cadera