La pérdida natural del tejido óseo comienza alrededor de los 35 años, cuando ya no se reemplaza el tejido óseo tan rápido como se pierde.

Reconstrucción con modelos en 3D